Metodología

Las academias: origen

Por lo que se sabe, el sistema de enseñanza reglada del dibujo nació y empezó siendo un derivado de la caligrafía en la antigua Edad Media en los monasterios. Los dibujos cumplían unas necesidades puramente ilustrativas del texto que los precedían, se realizaban en los manuscritos y eran de pequeño formato. En el siglo VII surge la primera escuela importante de ilustradores de manuscritos en Lindisfarne (Inglaterra).

Metodología

Las academias tuvieron su origen en la Italia del siglo XV, donde los círculos o tertulias humanistas atrajeron rápidamente el patrocinio de los grandes poderes económicos y políticos, que vieron la posibilidad de difusión de ideas y, al mismo tiempo, de perpetuación de imágenes. Fue entrado el siglo XV cuando los artistas, que hasta el momento eran considerados artesanos, dejaron la práctica y la enseñanza de los monasterios, logias y gremios para ser reunidos ya en talleres o en los palacios de los mecenas. Es en este momento cuando el dibujo empieza a ser considerado y utilizado como plasmación gráfica de conceptos o de proyectos, dando lugar a las primeras academias artísticas como nuevos centros de enseñanza. Se establece rápidamente por toda Europa un sistema pedagógico concreto, considerando el dibujo como la base fundamental en la educación artística. Se sistematiza un programa de aprendizaje que consistía en la copia de dibujos o de cartillas, pasando por la estatuaria clásica hasta llegar al modelo humano al natural. Un programa perfectamente secuenciado que dotaba al artista del mejor saber hacer y un control de la técnica inmejorable.

A finales del siglo XVI nacen una serie de academias con el objetivo de transmitir las técnicas tradicionales a los jóvenes artistas. El academicismo es una corriente surgida y desarrollada principalmente en Francia en el S. XIX, como consecuencia de la institucionalización de la enseñanza artística en academias, en las cuales se dictaban y seguían las normas para dibujar, pintar y esculpir correctamente sin apartarse de la regla.

El tiempo evoluciona los conceptos, y a la vez el arte consigue su emancipación, dejando de ser visto como un oficio. La pintura y del dibujo se vuelven algo más personal y libre, fuera de las normas académicas y estatales, como exigía el sistema de educación reglamentado por las antiguas academias. Pero los conceptos a través de la historia pueden llegar a ser antagónicos y pasar de estrictas normativas a libertades absolutas, creando una dualidad contraria entre un arte sujeto a criterios y normas determinadas y un arte que rechaza cualquier planteamiento coercitivo y restrictivo en la libertad creadora.

Esta libertad artística conceptual y técnica, modelo de enseñanza que hasta día de hoy perdura, ha ocasionado la pérdida del oficio y poco a poco del saber hacer en épocas pasadas tan valorado. El nuevo concepto y estética de los valores artísticos influyó y sigue influyendo directamente en el modelo de educación y concepción de la enseñanza, viviendo sus repercusiones hasta la actualidad.

El arte realista figurativo hoy

En la Academia de Arte de Barcelona defendemos el arte clásico academicista como programa pedagógico útil para cualquier disciplina creativa. El arte académico no es en sí un fin, es una etapa y un periodo de aprendizaje para los artistas, donde adquieren la base y el control necesarios para a posteriori representar una visión de forma figurativa y realista albergando propuestas y corrientes tanto dibujísticas como pictóricas y escultóricas más modernas y contemporáneas.

Metodología

Se hace difícil encontrar a día de hoy en España un tipo de enseñanza que profundice en el dibujo como base del aprendizaje artístico, afectando en la futura calidad del arte realista figurativo, un arte que sin oficio difícilmente pueda sobrevivir.

Metodología de trabajo

Cada programa está compuesto por una serie de ejercicios que cada estudiante de la Barcelona Academy of Art debe trabajar hasta completarlo. Cada alumno trabaja a su propio ritmo y avanza en el programa de forma progresiva (aumentando cada vez la dificultad en sus ejercicios). Cada día los estudiantes reciben a un profesor distinto, que se acerca a cada espacio de trabajo y ofrece sus comentarios de forma individual sobre el ejercicio de cada alumno. Esto es lo que llamamos una “crítica“, que en todo caso siempre irá enfocada a lograr que el alumno vaya asimilando los conceptos a trabajar en cada estadio. De este modo, los alumnos deben trabajar todos los días en su ejercicio, recibir la crítica, y seguir trabajando para corregir/modificar/mejorar todas los aspectos que el tutor le haya sugerido. El objetivo es que llegue el día en que el profesor dé por superado el ejercicio, y entregue al alumno la siguiente tarea de acuerdo con el programa de estudios.

El Sistema Atelier

El Método Sight-Size

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!